BLOG

25/Jul/2021

 

Módulo IV

Reflexoterapias

Las técnicas de Manos para sanar en la intengración de las pantallas reflejas

Contenido

  • Descripción somera de las principales pantallas reflejas.
  • Los puntos nodales o de transición de fase y su importancia en la terapia refleja
  • La reflexoterapia del sistema nervioso vegetativo y la cadena ganglionar simpática.
  • Las somatotopías cefálicas y los mudras correspondientes.
  • Integración de pantallas reflejas correspondientes a las tres energías básicas . La integración de los grandes movimientos de energía. Energía de la vida, prana y energía ancestral.
  • Las técnicas y mudras básicos para la activación de la energía del canal central.
  • Los puntos de anclaje central y periféricos de los cinco movimientos. Empleo integral para la armonización de cada uno de los movimientos.

 

Fecha Módulo 4: Septiembre 04 y 05 del 2021

  

Valor Módulo: 450.000 Pesos Colombianos * Precio especial hasta el 15 de Agosto 2021

PROGRÁMESE y Consulte AQUÍ  las fechas de los próximos módulos.

Conoce todas nuestras Formas de pago 

 

Recuerda que si eres REPITENTE y eres socio de la AIS obtienes un 50% de descuento en el valor de la inscripción

 Conoce Nuestras POLITICAS DE DEVOLUCION 

Formaciones avaladas por la Asociacion Internacional de Sintergética

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, por favor, hazle llegar esta información.

Grupo Viavida

MAYORES INFORMES:

 Teléfono: (57 4) 448 12 52

Celulares: + 57 3206719007

 +57 3006445757 Mail: viavida@viavida.com.co

Página Web: www.viavida.com.co

 

 

 


25/Jul/2021

“Estamos muy cerca del despertar cuando soñamos que soñamos” Novalis

 

Surge un momento ineludible en el que la conciencia llama al despertar y nos invita a transmutar interiormente para comenzar a ver lo que no revelan los sentidos o lo que había estado distorsionado por la ilusión o la fantasía. Es un movimiento de iniciación al contacto con un mundo más sutil, más espiritual y definitivamente extraordinario, en el que la sensación es de abundancia y magnificencia.

El verdadero despertar da continuidad a los sueños y deja que emerjan cualidades maravillosas como el perdón, el amor incondicional, la compasión, la misericordia. Abre la senda que deja atrás el desgano y alimenta el tesón y la decidida voluntad y empeño en dirección a las más nobles aspiraciones, donde se cruzan los umbrales amañados para diseñar vivencias inspiradoras sin más límites que la propia imaginación.

El intelecto y el sentimiento se fusionan para mostrar la esencia de la semilla y, de esta manera, entender la condición fundamental del Ser que, en su soberanía, identifica plenamente lo que no es vulnerable ni puede negociarse. Se exaltan entonces los valores, la palabra empeñada, las justas distancias y el largo listado de virtudes que se desprenden de quien eleva sus ojos al alma. La fragilidad se transforma en ternura, la angustia en serenidad y el llanto en la fortuna de poder expresar sin tapujos hasta lo más íntimo. La tormenta, con su furia, solo es la antesala al nuevo aprendizaje y el pesimismo es derrotado ante un gesto que libera las ataduras de expectativas calculadoras. Es cuando el jardinero de los anhelos regala su mejor esfuerzo para que lo cultivado finalmente ofrezca los frutos más excelsos.

Cuando se corren las vendas y comienza el despertar, emergen la verdad y el cambio sin resistencia que, de manera inevitable, comienzan a mostrar el paraíso anunciado en el que se rompen las cadenas, se detiene el tiempo y las mixturas más bellas afloran en el regalo de un amanecer que insinúa que las plegarias han sido escuchadas. Los años lentos son desplazados por los momentos intensos y se vuelven a tejer los espacios de tregua frente a la confusión o la angustia. Lo que había estado esquivo o ausente reclama su sitial de preferencia y los instantes de agonía por fin son transformados en las mejores coartadas para retornar a casa y encontrar el eco de los más puros anhelos.

Que el genuino despertar nos lleve a abrir de nuevo el libro de la vida para que los capítulos por escribir narren solo aquello que edifique y construya…

Alejandro Posada Beuth


21/Jul/2021

 

👐Asiste realizando un aporte voluntario destinado a la Corporación VíaSer Colombia👐

INSCRÍBETE AQUÍ
https://forms.gle/5YqdpGJdx2hAKGUTA
HORARIOS:
19:30 COLOMBIA🇨🇴, PERU🇵🇪, ECUADOR🇪🇨, MEXICO🇲🇽
20:30 CHILE🇨🇱, BOLIVIA🇧🇴, PUERTO RICO🇵🇷 EU(ET)🇺🇸
21:30 ARGENTINA🇦🇷, BRASIL🇧🇷
1:30 PORTUGAL🇵🇹
2:30 ESPAÑA🇪🇸

El aporte voluntario puedes realizarlo en las siguientes cuentas:
1️⃣ Bancolombia cuenta corriente 31900001327 Corporación Víaser Colombia
2️⃣ Bancolombia cuenta ahorros 31900001389 Corporación Víaser Colombia
3️⃣ Cuenta Nequi No. 3213843943
4️⃣ Paypal- Corporacionviasercolombia2021@gmail.com

Este es un espacio de sanación, aprendizaje y acompañamiento. Con tu participación y compartir, contribuyes a mantener viva y a desarrollar la noble misión de servicio social y humanitario de la corporación Viaser.

Ayúdanos difundiendo esta información a quien consideres pueda interesar.

✨Los esperamos✨


19/Jul/2021

“Los brazos de la fortuna no son largos. Suelen apoyarse en quien más se acerca a ella”

Séneca

 

Más que la suerte, la diligencia y la prudencia suelen ser los mejores aliados de la fortuna. Más allá de las posesiones o los bienes, la vida adquiere su categoría de sublime cuando virtudes como la templanza, la justicia o la caridad se acercan para quedarse. El verdadero patrimonio radica en la posibilidad de disfrutar a plenitud de la balanza de las emociones para recoger el encanto de la paz y la serenidad interior, como fruto de una conciencia transparente y honesta.

Borrar las derrotas desde la capacidad de aprendizaje, cicatrizar viejas heridas desde el perdón puro y legítimo, enriquecer la mirada desde el filtro del corazón, apreciar la compañía alegre de quien nos habla sin tapujos, olvidar lo que no sea esencial y edificante, romper ataduras que coartan el libre vuelo, recuperar los anhelos para ponerle caducidad a los sueños, nacer a nuevos sentimientos y sensaciones, recuperar el nido donde moran la paciencia y la comprensión, complacerse y divertirse con lo elemental y lo sencillo, reconocer como una victoria la conquista de los propósitos altruistas: todas estas son, sin duda, muestras claras de la verdadera fortuna.

Relevar también a quien es vencido por la fatiga y hacerlo por el mero placer de servir es otra forma de probar las mieles de la ventura. Como lo es decir adiós a lo que nos aleja de lo primordial, o ser testigos del paso de la espina a la rosa y aceptar sin resistencia los retos que engrandecen y realzan el Espíritu. O inspirarse desde la materia prima de una sonrisa o desde la levedad de quien ha renunciado a la culpa. Distraerse y permanecer absortos con lo que nos sorprende e ilusiona. Ver en el amanecer la promesa inscrita de quien celebra la vida sin el peso de los remordimientos.

Cuando cada segundo cuenta, cuando se celebra el regreso, o cuando se clausura el día con la satisfacción de la labor realizada, o cuando se tuvo la osadía de desafiar los imposibles, las distancias se acortan y la fortuna toca a la puerta. Basta abrirle y creer en ella, cultivarla y acogerla. Esto es imaginar sin límites, es recuperar la valentía y pulsar con los destellos y los brillos de las travesuras, para dar paso a la inocencia donde el reloj solo marca el presente. Es dejarse llevar por las olas y observar a través del prisma de las certezas con licencia para recrearse en lo mejor de la existencia y vestirse de optimismo para la gala que celebra la biografía de quien siempre tiene una “excusa” para gozar…

Alejandro Posada Beuth


11/Jul/2021

“El mayor consuelo en la desgracia es encontrar corazones compasivos” Menandro

Reconocer nuestra vulnerabilidad puede ser signo de tenacidad. En ocasiones sentirnos afligidos nos lleva a la necesidad de buscar alivio  y comenzar la travesía hacia el encuentro con nosotros mismos gracias a la presencia y compasión del otro.  De esta manera se aligeran las cargas y se encuentra refugio en un corazón bondadoso que acoge con la intención de servir y acompañar.

Aunque el consuelo sea solo temporal ya es un gran aporte porque, al menos surge la pausa para reponernos, respirar y encontrar en el silencio la estación de la serenidad. Seguramente unas cuantas palabras a tiempo, un gesto, un apretón de manos o la simple cercanía harán que brote de nuevo la esperanza y que podamos, una vez más, elevar los ojos al alma.

En medio de la desolación y del frío de la derrota, encontrar el reflejo del amor en los ojos de quien nos mira puede representar el mejor de los alicientes para vencer la amargura, la tristeza o la resignación. El dolor o la pena se diluyen ante el consuelo porque el resonar de una sana intención comienza a revelar el sendero hacia el viaje de regreso al centro o a renacer a un mañana prometedor o, quizás, a contemplar la agonía de un sollozo que ya se niega a permanecer porque la fatiga lo ha superado. En ese rodar de las emociones de un extremo a otro se  camufla el sueño de encontrarse con una madrugada leve, sin  el peso de resacas morales y más bien embriagados por una experiencia de paz en una conciencia ajena a las culpas.

El cobijo de un abrazo genuino puede convertirse en la mejor de las medicinas, en el brillo de un paisaje con un sinfín de imágenes que pulsan y ordenan de nuevo el mapa de las ambiciones valederas, en el tiempo que acude a rescatar los momentos extraviados o en el prisma que deja ver los destellos de sabiduría que se reflejan en las cumbres más altas que solo los aprendices suelen explorar.

Siempre es necesario cruzar las barreras y descubrir los motivos que dejan a los lamentos ahogados en su propia rebeldía. Es relevante despedir al calendario para sumergirnos en el gozo de lo ya conquistado. Es placentero encontrar que aún permanece en el trozo de papel, el poema que alguien escribió alucinando con lo que parecía inalcanzable pero que finalmente hizo vibrar al ser que lo esperaba con ansias y que encontró el consuelo aún en aquello que no alcanzó a escuchar a viva voz.

Que puedas ser quien regale ese poco de consuelo que alguien espera…

Alejandro Posada Beuth


07/Jul/2021

“7 Jornada de Sanación por la vida” este jueves 8 de julio de 2021, con el Dr. Jorge Iván Carvajal Posada

👐Asiste realizando un aporte voluntario destinado a la Corporación VíaSer Colombia👐

INSCRÍBETE AQUÍ
https://forms.gle/mGK5ZiDo8LjcNHtz5

HORARIOS:
19:30 COLOMBIA🇨🇴, PERU🇵🇪, ECUADOR🇪🇨, MEXICO🇲🇽
20:30 CHILE🇨🇱, BOLIVIA🇧🇴, PUERTO RICO🇵🇷 EU(ET)🇺🇸
21:30 ARGENTINA🇦🇷, BRASIL🇧🇷
1:30 PORTUGAL🇵🇹
2:30 ESPAÑA🇪🇸

El aporte voluntario puedes realizarlo en las siguientes cuentas:
1️⃣ Bancolombia cuenta corriente 31900001327 Corporación Víaser Colombia
2️⃣ Bancolombia cuenta ahorros 31900001389 Corporación Víaser Colombia
3️⃣ Cuenta Nequi No. 3213843943
4️⃣ Paypal- Corporacionviasercolombia2021@gmail.com

Es importante que sepas que la viabilidad de nuestra Corporación está en riesgo por la afectación en tiempos de pandemia, es por esto que tu aporte contribuye a mantener viva y a desarrollar la noble misión de servicio social y humanitario de la corporación Viaser, tan necesaria en esta crisis planetaria.

Ayúdanos difundiendo esta información a quien consideres pueda interesar.

✨Los esperamos✨


02/Jul/2021

“La pureza radica en la originalidad. La intuición radica en la inocencia”

Yogi Bahan

Algo tan simple como abstenerse de hacer daño, ser rectos, justos e imparciales y partir de una mirada desprovista de prejuicios, puede hacer que las cosas se tornen más leves y que nuestras suposiciones pierdan peso dando paso al ser inocente que reside en nuestro interior para conectar fácilmente con la esencia misma de lo que somos y reflejar transparencia y placer.

Más allá de la ingenuidad, una sana intención que proviene de un corazón bondadoso y compasivo, nos lleva a que florezcan en nosotros las mejores virtudes para ir depositando en la memoria, acciones que permitan clausurar expectativas mezquinas y preservar la fortuna de quien, llegada la noche, puede conciliar el sueño apacible y tranquilo ante la ausencia de remordimientos y, al día siguiente, mirar a los ojos del otro con la calma y la confianza del ser imperturbable.

Ante la carencia de culpa surgen la sorpresa, la ilusión o la imaginación suficientes como para que cada día se convierta en una historia repleta de matices por describir y que han de revelar la pureza y pulcritud de quién ha sido incólume en cada acto y portador de la vedad. De allí emerge la real inspiración que solo llega cuando la piedra es retirada del camino y deja de ser obstáculo o cuando el sentimiento es la profecía argumentada desde el regreso al centro.

La inocencia acompaña a la osadía del primer día, ese en el que nos atrevimos a encender el fuego del intento desconociendo las reales posibilidades, pero con el sueño firme del logro. Representa también morir al temor y contemplar la victoria en la que las campanas anuncian que el misterio fue derrotado y que ya no somos cautivos del temor. Es dejar la distracción  y enfocarnos en el espejo que disuelve lo turbio y muestra la inmensidad del paraíso en el que habitamos desde siempre. Es descansar de las contradicciones y quedarse en la leyenda de los plazos aplazables. Es comenzar con cada latido en señal de excitación para conquistar el viajero que no se resigna a renunciar a su destino. Es, además, respirar los aromas fugitivos para volver a ser niños.

El ser inocente no sabe de cadenas ni las reconoce porque no identifica límites. Escucha el murmullo que lo impulsa con la confianza suficiente y la fuerza insobornable para llegar a la cima, sin visos de arrepentimientos y con la certeza del deber cumplido…

 

Alejandro Posada Beuth


26/Jun/2021

Cultura de la muerte en tiempo de crisis:  Los profesionales de la salud y terapeutas hemos difundido y promovido la cultura de vida desde tiempos muy remotos, pero hemos descuidado la cultura de la muerte, no reconociendo que tanto la vida y la muerte son parte de lo mismo, y una, no es posible sin la otra, ambas son parte de la eterna rueda de la evolución. Por lo tanto, es importante prepararnos para morir, ya que si hay algo que tenemos seguro al nacer, es el morir. La cultura occidental y oriental nos han nutrido de enseñanzas sobre el buen morir, a través de rituales, ceremonias, que ayudan a comprender este proceso tanto al ser que ha partido como a los deudos. En momentos de crisis se hace aún más necesario este aprendizaje ya que las condiciones varían y el enfoque de síntesis nos hace surgir a una visión emergente del arte del buen morir.

Esta conferencia se llevará a cabo el día:

 

Viernes 2 de julio

 

Hora: 14:00 (Hora de Colombia)

 

El aporte para asistir a este evento es de $30.000 COP ó 10 USD  y será destinado a nuestra CORPORACIÓN VIASER COLOMBIA.

 

Es importante que sepas que la viabilidad de nuestra Corporación está en riesgo por la afectación en tiempos de pandemia, es por esto que tu aporte contribuye a mantener viva y a desarrollar la noble misión de servicio social y humanitario de la corporación Viaser, tan necesaria en esta crisis planetaria.

 

Inscríbete en el siguiente enlace: 

 

https://forms.gle/6qv83Bnpqpe7evNS7

 

Puedes realizar tu aporte en alguna de las siguientes cuentas:

Bancolombia cuenta corriente 31900001327 Corporación Víaser Colombia

Bancolombia Cuenta de ahorros 31900001389 Corporación Víaser Colombia

Cuenta Nequi No. 3213843943

Paypal- corporacionviasercolombia2021@gmail.com

 

MAYORES INFORMES:

Celular: + 57 321 3843943

WhatsApp directo:  https://wa.link/72u9q0

 Correo:corporacionviasercolombia2021@gmail.com

 


25/Jun/2021

“En la órbita de la rutina giran espíritus mediocres” José Ingenieros

 

La vida es cambio, movimiento. En el dinamismo que se imprime a cada día está la posibilidad de complacernos con cada segundo y mantener la llama viva que nos llena de ilusiones y fantasías, la misma que incita a rediseñar el paisaje  para que la rutina no opaque su colorido. Estar a la orilla del tiempo sin coleccionar los momentos que embriagan lo maravilloso que puede ser cada suceso, es desperdiciar la oportunidad de abrir los ojos en señal de admiración y dejar de compartir lo más bello de nuestra existencia.

Es lamentable presenciar como la costumbre deteriora la magia del encuentro y silencia la imaginación. Es triste sentir que la capacidad de excitarnos se pierda en lo fugaz y dejar de estremecernos ante la ternura y la cercanía. Por eso es necesario conservar la chispa que siempre incline la balanza hacia el delirio del asombro y la sonrisa. Es prioritario transitar el camino de lo apacible donde se esfuman las angustias, los desengaños o el desconcierto.

Cuando la rutina reemplaza al ingenio, las intenciones se convierten en tensiones y hay hielo en la mirada. Lo pendiente hace que las horas sean inagotables y se pierde el compás porque comienza el contratiempo a ejercer el dominio. Es entonces cuando surgen la duda y la vacilación que impiden el camino de regreso y dejan a la suerte lo que otrora fuera certeza. En ese vaivén, las distancias se hacen abismales y el fantasma de la ausencia comienza a rondar. La soledad ensombrece el ambiente y queda un aroma de despedida y añoranza.

La inercia, la repetición y el automatismo son amantes de la rutina. Su presencia interpreta la penumbra interior. Por eso el pacto debe ir hacia la mixtura que enciende el sol interior y así inventar historias nuevas para el libro de la vida y cerrar el telón de los pretextos. Ese movimiento debe ser también dirigido a labrar la tierra fértil de lo sublime para ver crecer el árbol de las promesas y los sueños, de la devoción a la verdad, de la rebeldía a la injusticia y del embrujo de las pasiones, para quedarse al desfile de la aventura hacia la cumbre de la inspiración.

Evitar hábitos de desidia y apatía asegura la agonía de las ataduras y es el preámbulo a la apertura de lo más íntimo para escuchar las notas que hacen eco en las bóvedas celestes, donde se inscribe la partitura que le canta al fin del cautiverio de los imposibles.

Que llegue el tiempo de renovarnos, de darle rienda suelta a los caprichos más elementales donde la existencia se nutra de las simples cosas en medio del prodigio que es vivir…

Alejandro Posada Beuth


VIAVIDA

Somos una empresa comprometida con la vida, creada y conformada desde el año 2001 por un grupo de médicos colombianos, cuya actividad docente, asistencial e investigativa, de más de 30 años converge a través de un enfoque sistémico en la Sintergética* como una propuesta integrativa de los distintos paradigmas terapéuticos del mundo.

Todos los derechos reservados.