LA CULTURA DE LA ABUNDANCIA

15 octubre, 2020 by Lina Gonzalez

 

 

“Un corazón generoso lleno de gratitud es un imán para la abundancia”

Debasish Mridha

 

Reconciliarnos con nosotros mismos no es otra cosa que conectarnos de nuevo con la cualidad de la abundancia porque eso somos en esencia. Desde la alegría de vivir y la satisfacción por lo más sencillo, hasta el regalo de cada instante diseñado a partir de la más absoluta perfección, que nos recuerda de dónde venimos.

La intención auténtica y el deseo franco de compartir hacen del tiempo un buen aliado, para que la brújula que direcciona hacia lo bueno y lo sustancial, realmente señale el Norte en el sendero del claro propósito y el poder, que aprovechan y utilizan los recursos con un fin loable y noble. Cuidar lo creado genera el hábito de agradecer y este, a su vez, nos lleva a experimentar la verdadera levedad que, más que un estado mental o anímico, es una vibración elemental pero sutil en la aproximación al bienestar.

La abundancia es Ser, más que tener. Es desvincularse del resultado de las acciones y elevar las esperanzas a la categoría de aspiraciones y anhelos. Derrumbar fronteras o límites para arroparse en la confianza. Es reconocimiento incondicional más que vanaglorias o adulaciones. Es reemplazar acumulación por desprendimiento y entrega. Es acceder con toda la fuerza del amor para dejar atrás la separación y la necesidad de un veredicto y así propiciar el reencuentro. Es recuperar el brillo que emana del interior para ser guía de quienes nos sucedan. Es dar el primer paso con la ilusión del logro para no desistir ante el primer impedimento. Es hacer de la existencia un gerundio que invite siempre a la acción y al dinamismo. Es hacer del servicio la piedra angular de las motivaciones para deleitarse con el beneficio común. Es contribuir a la iluminación abandonando la resistencia a lo inevitable y encontrando lo pluripotencial.

Desde la cultura de la abundancia se catalizan las aptitudes y se activan los medios en procura de un horizonte despejado, repleto de ideas promisorias y con designios definidos que fundamentan nuestra presencia en el proyecto de humanidad con el cual nos comprometimos. Es así como la fusión de nuestros sueños y la capacidad de concreción patrocinan las más altas aspiraciones, con un fin que se pone en evidencia: el de obtener los réditos más altos que contribuyan al enriquecimiento mayor, medido desde el haber espiritual…

Alejandro Posada Beuth

 

VIAVIDA

Somos una empresa comprometida con la vida, creada y conformada desde el año 2001 por un grupo de médicos colombianos, cuya actividad docente, asistencial e investigativa, de más de 30 años converge a través de un enfoque sistémico en la Sintergética* como una propuesta integrativa de los distintos paradigmas terapéuticos del mundo.

Productos

Todos los derechos reservados.