LA BONDAD

14 agosto, 2020 by Lina Gonzalez

“Todo acto de bondad es una demostración de poderío” Miguel de Unamuno

 Un ingrediente esencial, natural y espontáneo de nuestro ser es la virtud de hacer el bien por el solo placer de sentir que en ese acto se transmite, de corazón, una parte de nuestro potencial que también perfecciona nuestro carácter. Cuando estamos en procura de ayudar al otro, se despiertan las fibras más nobles y se activan los mejores esfuerzos que anidan en lo apacible y lo dulce.

Aliviar el dolor, propio o ajeno, es un privilegio que suma en lo más profundo del Espíritu porque mitiga y atenúa el sufrimiento. Por eso la bondad es un estado del Alma que depende de la Voluntad, desde donde parten hechos puros que pueden convertirse en hábitos para la perfección del ser. La conquista de la felicidad va de la mano de la compasión y el fomento de la empatía, más allá de la cortesía.

La grandeza humana distancia al egoísmo y la avaricia, para congraciarse con la generosidad. Esto puede cambiar incluso la expresión del código genético y la fisiología de nuestro cuerpo. La filantropía, la caridad, la gentileza, hacen que la vida se deleite en su verdadera dimensión para mantener la chispa y la capacidad de gozar y disfrutar hasta con lo más elemental. Una sonrisa puede ser la mejor evidencia de la satisfacción por vestir al amor con el traje del servicio.

Desde la bondad renunciamos al conflicto, pero no al deber de advertir lo ilícito. Mucho menos a callar ante la pretensión de burla a lo justo o lo equitativo. La pusilanimidad y la falta de coraje tampoco tienen cabida porque la integridad y la honradez son requisito para conservar lo que no se pone en discusión: la escala de valores.

Ser bondadosos nos abre portales que permiten intuir más allá del intelecto y la razón. Es allí donde existen la música, la poesía y las sincronicidades. De esta manera, la existencia se conjuga en presente y el desapego honra al aprendiz que siempre está dispuesto a comenzar de nuevo, liberando el peso de lo ya ocurrido Es cuando brota la sublime inspiración y el color se precipita hasta el fondo del corazón para entrar en la verdadera corriente de la vida que exalta los tonos y matices que contagian alegría, diluyen fronteras y activan el caleidoscopio del creativo que habita en nosotros.

La bondad lleva al silencio, la quietud y la prudencia, para rescatar el total dinamismo de la conciencia, donde la unidad adquiere su real dimensión.

Que lo bueno florezca por fin …

 

Alejandro Posada Beuth

VIAVIDA

Somos una empresa comprometida con la vida, creada y conformada desde el año 2001 por un grupo de médicos colombianos, cuya actividad docente, asistencial e investigativa, de más de 30 años converge a través de un enfoque sistémico en la Sintergética* como una propuesta integrativa de los distintos paradigmas terapéuticos del mundo.

Productos

Todos los derechos reservados.