AROMAS

26 febrero, 2021 by Lina Gonzalez

 

“La fragancia queda siempre en la mano de quien levantó la rosa” George William Curtis

Aromas que regresan de repente, fragancias inconfundibles que evocan lo vivido y que nos invitan a escudriñar en lo más profundo de nuestro corazón, donde yacen los recuerdos. Allí, como por arte de magia, se despliegan las vivencias sublimes, a manera de torrentes sin fin que provocan las más grandes tentaciones para sucumbir ante el privilegio de los instintos que ahora se desbordan sencillamente porque son irreverentes ante las restricciones.

Aromas de los tiempos pretendidos que nunca se fueron, de las caricias que perduran como el más valioso de los perfumes o de los gestos que aprobaron los más bellos momentos que permanecerán en la hoguera sin fin de las pasiones deliciosamente perversas.  Ese olor que quedó grabado en el instante inconfundible y que jamás permitirá borrar la huella inscrita en lo profundo.

Aromas que se esparcen en el vuelo del derroche o en la penumbra del remanso, que nos llevan al paraíso de los hechizos hasta embriagarnos en las más fantásticas alucinaciones y que nos despojan de los anhelos porque ahora, en el recuerdo presente, se tornan tan reales que es inevitable sentirlos. Aquello que siempre quedó y que se perpetúa en el candil de las reminiscencias que jamás se apaga. Lo que estuvo retenido en el concierto de los motivos o en la brisa que recorre las infinitas estaciones del amor.

Aromas que desafiaron el mito de las noches indescifrables o que quedaron en los sorbos insuficientes con sabor a intimidad o, tal vez, en la fascinación de una mirada que, aún ahora, se prolonga más allá de allá. Fragancias de secretos inéditos en la complicidad de tiempos irrepetibles. Confidencias solidarias guardadas con respeto en el baúl de lo celosamente cuidado. Magia en la promesa de una compañía silenciosa que auxilia cuando se asoma la angustia. Fuerza para no desfallecer en el intento y sonrisas para pintar de ilusiones el paisaje de la existencia.

 Aromas que invitan al regreso, dejando pasar sin nostalgia las hojas del calendario para comprender, por fin, que siempre hubo una razón y que lo que pudo ser es el mejor de los pretextos para que sigan existiendo la seducción y el encanto por lo elemental y lo sencillo, donde habita Dios.

Que siempre que pases por la vida, quede el aroma suficiente como para que dejes huella en aquel que pudo intuirte…

 

Alejandro Posada Beuth

VIAVIDA

Somos una empresa comprometida con la vida, creada y conformada desde el año 2001 por un grupo de médicos colombianos, cuya actividad docente, asistencial e investigativa, de más de 30 años converge a través de un enfoque sistémico en la Sintergética* como una propuesta integrativa de los distintos paradigmas terapéuticos del mundo.

Productos

Todos los derechos reservados.