UNA ELECCIÓN

21 junio, 2022 by Lina Gonzalez

“Cuando debemos hacer una elección y no la hacemos, esto ya es una elección”

William James

 

Actuar de manera libre, racional, espontánea y consciente se constituye en un verdadero acto de responsabilidad que puede marcar de manera decisiva nuestra evolución y, por supuesto, nuestro destino. El mensaje en una elección debe ser claro y contundente e idealmente dictado por la intuición que resulta de conectar mente y corazón, pensamiento y sentimiento. Ello, implícitamente, debe contar con una argumentación profunda que vaya mucho más allá de las emociones primarias.

De una elección adecuada y de la voluntad puesta en ella probablemente dependa el escenario que hemos visualizado como ideal aunque no siempre genere simpatía. Más que una confrontación, deben emerger razones de peso que justifiquen nuestro accionar y por eso la indiferencia y la apatía no tienen cabida. Resulta por lo menos pusilánime no tomar posición frente a situaciones que trascienden los intereses propios y por eso el bien mayor debería ser prioridad al momento de tomar la mejor opción.

La persuasión permite dejar clara una postura con el propósito de generar acciones determinadas, pero debe contar con una buena dosis de honestidad y transparencia que son fácilmente evidenciables cuando, al mirar a los ojos del otro, se advierte una sensación de certeza y confianza. Esa lectura a través del espejo del alma suele traducirse en la mejor elección  y en una demostración de contacto real. De allí se desprende la credibilidad que valida una vez más la bondad, la cercanía, el respeto y la lealtad. El discurso no es suficiente. Para transmitir seguridad es necesario que la palabra provenga de un corazón que coleccione lo indispensable y que pueda contraerse con tal fuerza que  resuene en los corazones ajenos para hacer eco de lo más incluyente y sincero y no de la prepotencia y el orgullo.

Que esa elección revele el sentido, que la semilla exprese su contenido, que renazca la vida misma, que podamos morir a la confusión del pasado para que vivamos en paz y a salvo. Que la conciencia vuelva a nosotros, que el fruto sea cosechado, que las lecciones sean comprendidas, que la única condición sea el servicio, que la luz diluya las confusiones y que comprendamos que la libertad no se negocia. Que el resentimiento y la culpa sean desplazados por la comprensión amorosa. Que cada instante se viva en colores y que podamos elevar los ojos al alma para que el Ser Supremo esté presente en nuestra elección.

 

Alejandro Posada Beuth

VIAVIDA

Somos una empresa comprometida con la vida, creada y conformada desde el año 2001 por un grupo de médicos colombianos, cuya actividad docente, asistencial e investigativa, de más de 30 años converge a través de un enfoque sistémico en la Sintergética* como una propuesta integrativa de los distintos paradigmas terapéuticos del mundo.

Últimas noticas

Todos los derechos reservados.